Persiguiendo el sueño

¿Y por qué no?

El cielo y el mar son una invitación a soñar desde los albores de la humanidad. Pocas personas escapan al magnetismo del aire y el agua cuando se agitan en marejadas o forman corrientes capaces de arrastrar la realidad al espacio de los deseos y las imaginaciones.

Desde La Herradura, nos llega un manuscrito y varias fotografías que un día fueron huellas de futuros soñados y que hoy aquilatan los recuerdos de Manuel Barbero Barbero donde siguen habitando su familia, sus amistades, su vecindario y los paisajes de una infancia y una juventud intemporales.

El material de este libro nos llegó a través del amigo Pipo, a quien se lo entregó Manuel, el peluquero de Elena, una vez que acabó de componer el texto y de recopilar las viejas fotos que lo acompañan.

La extensión del escrito y la abundancia de fotografías nos hicieron decidirnos por un formato A5, lo que da lugar a unas 200 páginas estructuradas por el autor en pequeños capítulos que se incluyen en 6 bloques.

Arranca el relato con la historia del sueño de dos vecinos de La Herradura, José y Antonio Barbero Alaminos, a finales del siglo XIX y finaliza con las impresiones que la pandemia del Covid–19 está dejando en el autor. Por último, una compilación de fotografías sirve de ilustración de lo recogido en el libro.

Se ha utilizado la fuente Garamond de tamaño 13 pt. con párrafo justificado e interlineado de 17,6 pt. Para el Diario de la pandemia, se ha utilizado la fuente Arial cursiva de tamaño 11 pt.

El papel utilizado para la impresión del interior es del tipo ahuesado de 90 gr., mientras que para la portada se ha utilizado un estucado mate de 300 gr. con acabado laminado mate.

Tanto la portada como la solapa trasera se han ilustrado con el cuadro del autor “Nostalgia infantil de La Mezquita”, fechado en 2020 y realizado en acrílico con unas dimensiones de 30X20 cm. Firma el cuadro como M. Barbieri. En la contraportada, figura el árbol genealógico de la familia Barbero.

Para la primera edición, se ha hecho una tirada de 100 ejemplares que pronto llevarán los sueños de Manuel a muchas personas de La Herradura y del mundo.

Enhorabuena, Manuel, por haber realizado otro sueño más en tu vida. Y gracias.